El inicio de las obras del nuevo corredor ferroviario entre Miami y Orlando supondrá un impulso al importante sector turístico del estado y será utilizado por «millones visitantes», aseguró hoy a Efe uno de los responsables del proyecto.

«Nuestras estudios indican que millones de personas, sobre todo turistas, utilizarán este eje ferroviario» que extenderá sus conexiones a West Palm Beach y Fort Lauderdale y comenzará a estar operativo en su primera fase, con la primera ciudad, a finales de 2016, explicó a Efe José González, vicepresidente de Florida East Coast Industries (FECI), compañía que desarrolla el proyecto All Aboard Florida.

Este proyecto nace con el objetivo, prosiguió González, de superar el «atraso de infraestructura ferroviaria que padece Florida», e incluirá la construcción de una «gran estación central» en Miami con tiendas, oficinas, apartamentos residenciales y restaurantes «por la que pasarán entre 12 y 15 millones de personas al año».

En total, el complejo comercial y de transporte ocupará una superficie de cuatro millones de pies cuadrados y estará situado en el corazón del centro urbano de Miami, donde se halla la antigua estación de trenes.

«La estructura ferroviaria elevada de la estación de Miami contará en los primeros cuatro pisos con locales comerciales», apuntó el experto, quien avanzó que el coste total de las obras del corredor alcanzarán los 3.000 millones de dólares.

En tres horas, el nuevo tren recorrerá las 235 millas férreas que separan Miami de la turística ciudad de Orlando, un foco de ocio y diversión que atrae anualmente a 57 millones de visitantes a sus numerosos parques temáticos.

Este proyecto nace con el objetivo de «servir a turistas, empresarios y residentes» del estado, y «marca el comienzo de una nueva era en la historia del ferrocarril en Florida», destaca All Aboard Florida en su página web.

La compañía calcula que este proyecto tendrá un impacto directo en la economía del estado de más de 6.000 millones de dólares en los próximos ocho años y creará, durante su construcción, cerca de 10.000 puestos de trabajo anuales, con un promedio de 5.000 empleos tras la conclusión completa de las obras, en 2021, resaltó All Aboard Florida.

«Cada año, más de 50 millones de personas recorren este trayecto entre el sur y el centro de Florida (Orlando) por carreteras muy congestionadas. All Board Florida ofrecerá una forma de transporte más rápida, segura y agradable», precisó.

El eje ferroviario conectará el centro de Miami con el Aeropuerto Internacional de Orlando, con paradas en el centro de Fort Lauderdale, el «dowtown» de Palm Beach.

Se espera que las obras de conexión entre Miami y Orlando este concluida en el verano de 2017.

Los cálculos de la compañía apuntan a que la puesta en marcha de este corredor tendrá un impacto «mínimo» en el medio ambiente, al utilizarse «las vías ya existentes», y servirá para reducir el tráfico rodado de las carreteras en unos tres millones de vehículos.

Aunque se desconoce todavía el precio del billete, la compañía asegura que este será «muy competitivo con otras opciones de transporte».
El avance de este proyecto contrasta con el del tren de alta velocidad entre Orlando y Tampa, que fue rechazado en febrero de 2011 por el gobernador de Florida, Rick Scott, a pesar de que contaba con una ayuda federal de 2.400 millones de dólares.

La decisión de Scott supuso un revés para las empresas españolas que proyectaban presentar sus ofertas a este proyecto.

 

Fuente: www.miamidiario.com