En promedio los gastos de cierre pueden estar entre un 3% y un 5% del precio de venta en transacciones financiadas y el 1.5 a 2% en compras en efectivo.