A continuación enumeramos algunos pasos y consejos útiles para conocer el proceso de compra de una propiedad en Miami:

Primeramente  deberá  obtener  una  carta  de  pre-calificación  de  su  prestamista  o  entidad  bancaria mencionando la cantidad del préstamo para el que está aprobado. También debe informarse sobre el pago  mensual  máximo  por  concepto  de  impuestos,  seguros  y  asociación.  Con  esta  información  se centrará en las casas que usted puede permitirse.

Pregunte a su prestamista que documentos necesitará para obtener un préstamo hipotecario. Si usted no puede proporcionar cualquiera de los documentos requeridos,  explíquele al  prestamista,  podrían tener otro programa que no requiera de ese documento.

Comuníquese  con  su  agente  o  corredor  de  Bienes  Raíces  e  infórmele  que  tipo  de  inmueble  está buscando, en términos de espacio e instalaciones, que costo máximo de HOA (Condominio o  Asociación de vecinos) puede pagar y cualquier otro requisito importante para usted.

Su agente le enviará por correo electrónico algunas propiedades que cumplan con sus criterios y usted tendrá  la  oportunidad  de  escoger  cuales  propiedades  desea  visitar.  Hágale  saber  a  su  agente anticipadamente  para  que  pueda  organizar  las  citas  de  manera  oportuna,  recuerde  que  algunas propiedades se encuentran habitadas y tienen restricciones horario para ser mostradas.

Es aconsejable reunirse con su agente en la oficina de la  inmobiliaria y desde allí iniciar el recorrido de visitas. Su agente le hará entrega de una copia detallada del listado de propiedades que visitarán. Revise las propiedades a conciencia por dentro y por fuera,  tome notas, escriba lo que le gusta y lo que le disgusta de cada una. También puede tomar fotos, esto le será muy útil a la hora de tomar una decisión.

Es conveniente que el comprador escoja la compañía de Título (que cuidará de sus intereses durante la transacción), aunque para ello usted deba pagar por el seguro del Título. Pídale a su agente algunas alternativas, para que pueda elegir una firma que se ocupe del cierre de su transacción. Generalmente es una firma de abogados autorizados a guardar los depósitos en fideicomiso hasta el día de la firma.

Si usted decide hacer una oferta sobre una propiedad, hágalo tan pronto como sea posible. Su corredor la elaborará y será enviada al vendedor y por escrito para que el vendedor puede firmarlo en señal de aceptación. La oferta se convertirá en un contrato de compra-venta sólo cuando todas las partes hayan firmado la oferta, enmiendas y anexos (si procede).

Una vez ejecutado un contrato, el vendedor debe sacar del mercado a la propiedad, colocándola como una venta pendiente en el sistema MLS.

Una vez firmado el contrato, por lo general se cuenta con 5 días para iniciar el proceso de obtención del préstamo hipotecario, es aconsejable explorar varias opciones para obtener las mejores condiciones. Para facilitar que la información llegue a todas las partes involucradas en la transacción (compañía de títulos,  agente del  vendedor) facilítele a su prestamista los datos de la inmobiliaria y agente que lo representan y viceveersa.

Pídale a su prestamista hacer el avalúo de la propiedad rápidamente, si es posible antes de usted ordene la inspección (normalmente tiene 10 días de plazo para hacerla). Esto podría ahorrarle el costo de la inspección  en  caso de que el  avalúo  de la  propiedad llegue por  debajo  del  precio  de compra  y  el vendedor no quiera negociar el precio.

Una  vez  realizada  la  inspección  deberá  obtener  una  copia  de  los  resultados,  para  evaluar  que reparaciones deberán hacerle a la  propiedad. En caso de existir desperfectos, usted tiene dos opciones: pedir al vendedor que las repare antes del cierre o pedir que le descuenten del precio de venta. Esta negociación la realizará su agente y debe quedar por escrito en un adendum al contrato.

Debe mantenerse en contacto con su prestamista y preguntarles cuando van a entregarle la “carta de compromiso”.

Deberá comprar un seguro para su nueva casa y pedir a la compañía de seguros  que se ponga en contacto con la compañía de título, por lo menos una semana antes del cierre.

Si  usted  tiene  algún  inconveniente  que  no  le  permita  asistir  al  cierre  en  la  fecha  estipulada  en  el contrato, por favor informe inmediatamente a su agente de bienes raíces para que una extensión al contrato puede ser negociada.

Previamente al cierre debe realizarse un recorrido por la propiedad con el fin de comprobar que todo se encuentra en las mismas condiciones de su primera visita y comprobar si  las reparaciones han sido realizadas por el vendedor, si fuera el caso.

Durante el cierre se firmarán todos los documentos relacionados con la venta y el préstamo hipotecario (en transacciones financiadas). La compañía de títulos se encargará de explicarle detalladamente los gastos de cierre y su prestamista los detalles de la hipoteca.

Deberá tomar las previsiones para hacer llegar las transferencias bancarias a tiempo el día del cierre, ya que en ocasiones no le serán entregadas las llaves de la propiedad hasta tanto sean recibidos los fondos.